La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Arrellín, Fausto. Los rupestres

Arrellín, F. (s/a) Los rupestres: Al principio de los tiempos. En: [http://www.rockdrigo.com.mx/gifs/rupes.pdf] (texto)

“una noche después de un ensayo -realizado en la calle de Guadalajara- concurrimos a la Casa de la Paz, donde se presentaba la Botellita de Jérez. A la salida del concierto coincidimos con Roberto González, Toño Canica y otro personal que por el momento no recuerdo, entre ellos un cuate que traía una gorrita tipo gangster chicaguense y unos lentesotes, rápidamente acordamos conectar unas chelas y alegremente nos dirigimos a la casa del Catana, una
vez dentro y sentados en la duela de la sala Rafael apantalló a todo el personal, ya que era el propietario de una Ovation -guitarra que en esos momentos era un verdadero lujo para cualquiera del resto de los pobres mortales que compartiamos esas chelas y esa noche.
Frente de mí el tipo de los lentesotes mencionados pulsaba la guitarra de una manera inusual, sus arpegios precisos y el ritmo de sus composiciones inmediatamente llamó la atención de los presentes-me percaté que era casi desconocido para quienes ahí nos encontrábamos.
Escuché el Metro Balderas por primera vez, la guitarra pasó de mano en mano y cuando de nuevo se
estacionó bajo esos lentes y esa gorra los acordes de No tengo tiempo de cambiar mi vida llenaron
el espacio y algo cambió.”

“nos acercamos a el Museo del Chopo, en ese tiempo feudo de Angeles Mastreta -alivianadísima-, quien encargaba los eventos musicales a Jorge Pantoja -más alivianadísimo aún-, quien sugiere a Rodrigo y a Catana que si ponen nombre a un ciclo de tocadas, él las promueve en el Museo. Esto era porque -decía- le ha-
bían resultado bien la mezcla de músicos con pintores, o cantantes y poetas. Así que una noche, después que volvieron con esa respuesta, en un cuarto ubicado en la azotea de un edificio de la calle de Bolivar se decidió llamar a ese ciclo el 2º Festival de la Canción Rupestre”

“La idea fue recibida con gusto por Pantoja y desde ese momento nos dimos a la tarea de anunciar el citado evento, que se realizaría los días15, 16 y 22 de Noviembre de 1983. Utilizando las más sofisticadas técnicas de la publicidad (como las fotocopias) recorrimos las calles cercanas al museo y con nuestros impresionantes carteles tamaño carta y sendos botes de engrudo tapizamos los postes, cajas de conexiones telefónicas, árboles y cuanta superficie se atravesó en nuestro camino hacia la inmortalidad. ”

” La propa anunciaba: 3 días, 7 cantantes,100 rolas, solistas y acompañadistas, Foro del Dinosaurio, 19.00 hrs.
200 varos; Rockdrigo González y Roberto González el primer día, para el día siguiente: Jaime López (con todo y Cecilia Toussaint), Eblem Macari y Rafael Catana (acompañado de Mario Mota y el que esto escribe); para terminar la tercera fecha con: Memo Briseño y Alejandro Lora (en dueto) y Roberto Ponce (acompañado por el grupo Zen). Todo esto hubiera quedado en una tocada más del desarticulado movimiento
rockero de la ciudad, sin embargo representó un atractivo inusual y la gente abarrotó el foro del Museo del
Chopo desde la primera presentación, como un reguero de pólvora (¡qué frase!) la mención de que algo
nuevo había surgido (no se sabe qué) iluminó nuestras vidas.”

“Después el tiempo ya no nos alcanzó, pasé a formar parte del grupo Qual y con el Rockdrigo nos
sobraba la chamba, decenas de tocadas y una obra de teatro escrita por José Agustín -donde interpretábamos la música del Rodrigo- fueron el pan de cada día hasta aquel inevitable 19 de septiembre.”

“En 1997 abre un lugar especialísimo, por su ubicación y por la idea de la gente que lo creó, El Multiforo Alicia. Nacho Pineda, el encargado de los eventos musicales, es además viejo conocido pues era un asiduo a las sesiones en casa del Catana y gracias a él se reinicia la actividad rupestre en toda forma, desde sus principios alternando con las bandas más «alternativas» del país nunca a faltado algún rupestre en su cartelera, de hecho a él se debe la organización de las tocadas de homenaje a Rodrigo González (alguna vez incluso en el Che Guevara de CU, con
una audiencia nutridísima), al público le fascina esta reunión anual.”

“Aventuraré una breve definición de lo que para mi significa: La mayoría de los nombrados de esta forma vienen de tradiciones rocanroleras (blues, rythm and blues, rock de los 60´s y los 70´s),además de un
conocimiento de los estilos musicales mexicanos (el huapango, el son, el bolero), han participado con o
en grupos de rock, sus letras narran experiencias vitales relacionadas con la ciudad y los personajes que en ella viven, leen.
En fin como diría el buen Redrogo en su manifiesto:
Los rupestres por lo general son sencillos,nolahacen mucho de tos con tanto chango y faramalla como acostumbran los no rupestres, pero tienen tanto que proponer con sus guitarras de palo y sus voces acabadas de salir del ron; son poetas y locochones; rocanroleros y trovadores.”

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.