La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Durand, Gilbert. La imaginación simbólica

Durand, G. (1971). La imaginación simbólica. Buenos Aires: Amorrortu.

2 maneras en que la conciencia se representa el mundo, Polaridad de la conciencia: (pag 9)
Directa: La cosa misma parece presentarse ante el espíritu (percepción, simple sensación) (pag 9)
Indirecta: El objeto ausente se re-presenta ante la conciencia mediante una imagen (pag 9)

Gradaciones de la conciencia en la imagen:
Puede ser una copia fiel: Adecuación total, presencia perceptiva (pag 10)
O sólo indicar la cosa: Inadecuación más extrema: Signo etrnamente separado del significado: Símbolo (pag 10)

Signos: medio para economizar operaciones mentales. Remiten a un significado que puede estar presente o ser verificado
(pag 10)

Signos de tipo complejo (se usan para significar conceptos menos evidentes que los basados en percepciones objetivas:
(pag 12)
Alegoría: Ej. Si la idea de justicia se representa mediante un personaje que castiga o absuelve. (pag 12)
Emblemas: Ej. Si el personaje utiliza o está rodeado de distintos objetos (pag 12)
Apólogo: Si se narra un ejemplo de hecho justo (pag 12)

“…llegamos a la imaginación simbólica propiamente dicha cuando el significado es imposible de presentar y el signo sólo puede referirse a un sentido, y no a una cosa sensible. (pag 12)

“Se puede definir el símbolo, de acuerdo con A. Lalande, como todo signo concreto que evoca algo ausente o imposible de percibir” (pag 13)

Capítulos: lo sensible, lo no sensible (pag 14)

Dominio del simbolismo: lo no sensible.. inconciente, metafísico, sobrenatural, real (pag 14)

El término significado por los símbolos se difunde por todo el universo concreto: mineral, vegetal, astral, humano,
<<cósmico>>, <<onírico>> o <<poético>> (pag 14)

Lo sagrado o la divinidad puede ser significado por cualquier cosa (pag 16)

Símbolo: con sus multiplicidades. Redundancia perfeccionante; ESPIRAL (pag 17)

Símbolo iconográfico: la imagen pintada, esculpida, etc (pag 18)

Capítulo 1 (pag 24)
Explicación positivista: largas cadenas de hechos (pag 25)
Descartes: método de reducción a las ‘evidencias’ analíticas (pag 27)

El saber de los últimos dos siglos se resume en un método de análisis y de medición matemática, producido por un DESEO DE
ENUMERACIÓN y de OBSERVACIÓN en el que desemboca la ciencia histórica (pag 28)

Del rechazo a la evocación nace el ornamentalismo académico que reduce el icono a la función de decorado (pag 30)

La virtud escencial del símbolo es asegurar la presencia misma de la trascendencia en el seno del misterio personal (pag 39)

Esperanzas de la vía simbólica: la conducción de lo concreto a su sentido iluminante (pag 41)

…el etnógrafo o el etnólogo no pueden permanecer insensibles a la gran cantidad de sustancia mitológica, poética, simbólica, que reina en estas sociedades llamadas «primitivas». Estas sociedades parecen suplir la falta de progreso tecnoógico, la carencia de preocupaciones tecnocráticas, con una fantástica profusión imaginativa. Los actos más cotidianos, las costumbres, las relaciones sociales, están sobrecargados de símbolos, (Durand:1971;56)

…los principales conjuntos simbólicos, los mitos, poseen la extraña propiedad de escapar a la contingencia lingüística: el mito se opone a un «compromiso» lingüístico como el de la poesía, fijado en el propio material de la lengua: su fonetismo, su léxico, sus aliteraciones y equívocos. Esta originalidad respecto de todos los otros hechos lingüísticos es lo que señala Lévi-Strauss al decir: «Se podría definir al mito como el modo de discurso en que el valor de la fórmula traduttore, traditore tiende prácticamente a cero…» «El valor del mito persiste como mito a través de las peores traducciones», mientras que el valor filológico de la palabra -flamen o rex, por ejemplo- se evapora en una traducción.

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.