La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Lumholtz, Carl. El arte simbólico y decorativo de los huicholes

Lumholtz, C. (1986). El arte simbólico y decorativo de los huicholes. México D.F.: Instituto Nacional Indigenista.

Libro escrito a partir de la expedición de Lumholtz, en 1895 a 1898 (pag 11.pag 27), hace más de 100 años.
De acuerdo con su tradición, los huicholes se originaron en el sur, se perdieron debajo de la tierra, y resurgieron de nueva cuenta en el este, en el país del hi’kuli (peyote) (pag 13)

Los huicholes y sus vecinos los coras están vinculados por la lengua, la religión y las costumbres (pag 13)

Los huicholes son cobardes, prefieren el asesinato a la guerra abierta (pag 13)

En la actualidad (1897) no hay un solo sacerdote en territorio huichol, y es probable que no haya en México ninguna tribu que conserve tan bien sus antiguas creencias (pag 14)

Los huicholes son seres saludables, muy emotivos, que lloran o ríen con mucha facilidad e imaginativos y excitables en exceso. Son más bien amables y hospitalarios con quienes les inspiran confianza, pero, debido a su codicia, el peso mexicano ayuda mucho a conseguir su favor. (pag 14)

Respecto a su veracidad hay una carencia absoluta, y nunca se debe confiar en su palabra (pag 14)

El uso de hi’kuli, una pequeña especie de cactus que crece con abundancia en la mesa central de México, es muy importante en la vida religiosa de los huicholes. Los tarahumaras también aplican el mismo nombre para esta planta y, al igual que los huicholes, viajan al este para recogerla (pag 16)

En las ceremonias del hi’kuli hombres y mujeres comparten la bebida elaborada con la planta (ver más pag 16)

El efecto de dicha planta sobre el sistema nervioso es estimulante y mitiga la sensación de hambre y sed. Si bien tiene un sabor nauseabundo y ligeramente amargo cuando está fresca, es muy refrescante cuando se está cansado, por lo que, lejos de sentir fatiga cuando se camina, impulsa a continuar la marcha (pag 17)

Aunque se tenga la sensación de ebriedad luego de ingerir el hi’kuli y los árboles bailan ante los ojos, el cuerpo mantiene su equilibrio (pag 17)

Es importante señalar que un efecto significativo de la planta es la supresión de todo deseo sexual (pag 17)

El profesor A.Heffter me escribe que cuando realizó experimentos con la planta tuvo bellas visiones de colores. Esto lo atribuye a la nueva (1896) sustancia descubierta por él mismo en la planta, que denominó mescalina. (pag 17)

Cuando se toma en cantidades moderadas, tiene el efecto de poner a la persona alegre y de buen humor y con ánimo de cantar. Los ojos adquieren una mirada particular, el paso y los movimientos se vuelven más rápidos que de costumbre. (pag 17)
Sin embargo, en su éxtasis no demuestra nada parecido a los efectos de las bebidas alcohólicas. En ciertos casos, si la persona lo tomó en exceso, tendrá un ataque de locura, corre hacia adelante y hacia atrás, intenta asesinar a otros y se arranca la ropa en pedazos. Los demás lo agarran y atan pies y manos, dejándolo así hasta que recupera sus sentidos. Se piensa que esto sucede por transgredir la ley de abstinencia sexual impuesta antes y durante la festividad (pag 17)

El principio impulsor de la religión de los huicholes es el deseo de producir lluvia, así, los venados y el hi’kuli osn los factores capitales para la obtención de su meta (pag18)

Variados objetos simbólicos (ver más pag 18): flechas, rostros, escudos, ojos, jícaras votivas)

Lumholtz dice haber sido el primero en visitar y estudiar a los huicholes en 1895 (pag 27)

Debe tenerse en cuenta que la interpretación sobre el simbolismo se obtuvo de los propios nativos (pag 27)

Sus antiguas creencias, costumbres y ceremonias se mantienen con un vigor prístimo y cuidan con celo su territorio contra la usurpación de los blancos (pag 31)

Los mexicanos los llaman huicholes, una degeneración del nombre tribal vira’rika. De acuerdo con algunos indios el nombre significa ‘adivino’, otros manifiestan que quiere decir ‘curandero’. Este último término parecería más apropiado, puesto que en apariencia, de cada tres individuos, uno es curandero (pag 31)

La parte central del territorio es la única que queda bajo el control total de los huicholes. La población de este lugar está relativamente a salvo del avance de la civilización debido a lo abrupto del terreno y a su difícil acceso. Se requiere de una gran cantidad de tiempo para atravesar este territorio de escarpadas laderas y profundos barrancos (pag 32)

El principal alimento de los huicholes durante el año consiste en maíz y frijol. En la temporada de lluvias se consume uno o dos tipos de hongo. (pag 32)
La cacería de venado y el sacrificio de reses están vinculados siempre con ceremoniales religiosos, la carne se consume durante sus celebraciones (pag 32)

Son músicos natos, cantan mucho mejor que cualquiera de las otras tribus que he conocido. Todos sus cantos son religiosos (pag 32)

Dioses principales (ver pag 36)

Además de sacrificios los huicholes ofrecen objetos simbólicos a sus dioses extraordinarios: estos objetos constituyen el tema principal de este libro (pag 41)

Representan la encarnación de las oraciones (pag 41)

Entre los huicholes la religión es un asunto personal no una institución, por lo tanto su vida es religiosa, envuelta en simbolismo desde la cuna hasta la tumba (pag 42)

Ritual de recoger peyote (ver más pag 46)

Los dioses más importantes están representados en discos. Uno de estos representa el dominio del dios o la diosa, se pintan o graban con dibujos simbólicos de sus atributos y relaciones con el mundo (pag 51)

Se habla de cómo los objetos simbólicos son pintados con colores y cómo se obtienen éstos (pag 52)

Espirales de estambre en los discos (pag 58)

Diseños: objetos artificiales, animales, plantas (pag 341)

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.