La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Baudrillard, Jean. El sistema de los objetos

Baudrillard, J. (1969) El sistema de los objetos. México: Siglo XXI

“El  mismo  objeto–función,  a  su  vez,  puede especificarse  en  diversas  formas:  estamos  aquí  en  el dominio  de  la  “personalización”,  de  la  connotación  for-
mal,  que  es  el  de  lo  inesencial.  Ahora  bien,  lo  que caracteriza  al  objeto  industrial  por  contraposición  al objeto  artesanal  es  que  lo  inesencial  ya  no  se  deja  al azar  de  la  demanda  y  de  la  ejecución  individuales, sino  que  en  la  actualidad  lo  toma  por  su  cuenta  y  lo sistematiza  la  producción” (Baudrillard:1969;7)

“En  este  caso,  la  publicidad  es  muy  hábil:  cada deseo,  aunque  sea  el  más  ínfimo,  apunta  todavía  a  lo universal.  Desear  una  mujer  es  sobreentender  que  todos los  hombres  son  susceptibles  de  desearla.  Ningún  deseo, ni  siquiera  sexual,  subsiste  sin  la  mediación  de  un  imaginario  colectivo.  Tal  vez  ni  siquiera  pueda  surgir  sin  este imaginario.  ¿Se  puede  imaginar  amar  a  una  mujer  de la  que  se  estuviese  seguro  que  ningún  otro  hombre  del mundo  habría  de  desearla?  A  la  inversa,  si  multitudes enteras  adulan  a  una  mujer,  la  amaré  sin  conocerla. Ahí  está  el  resorte  perpetuamente  presente  (y  las  más de  las  veces  oculto)  de  la  publicidad.  Si  es  normal  que vivamos  nuestros  deseos  en referencia  colectiva,  la  publicidad,  por  su  parte,  se  dedica  a  convertirla  en  la  dimensión  sistemática  del  deseo.  No  se  fía  de  la  espontaneidad  de  las necesidades  individuales,  prefiere  controlarlas  a  través  de  la  creación  de  lo  colectivo  y  de  la cristalización  de  la  conciencia  en  este  colectivo puro.” (Baudrillard:1969;203)

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.