La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Giménez, Toni. Bruce Lee

Giménez, T. (2015). Bruce Lee: Lo esencial de su filosofía práctica 1era parte. En: [http://www.tonigimenez.cat/articles.htm]

Giménez, T. (2016). Bruce Lee: Lo esencial de su filosofía práctica 2da parte. En: [http://www.tonigimenez.cat/articles.htm]

Giménez, T. (2016). Bruce Lee: Lo esencial de su filosofía práctica 3era parte. En: [http://www.tonigimenez.cat/articles.htm]

Giménez, T. (2016). Bruce Lee: Lo esencial de su filosofía práctica 4ta parte. En: [http://www.tonigimenez.cat/articles.htm]

Bruce Lee. Lo esencial de su filosofía práctica (4) (Revista El Budoka 2.0, núm. 32, març-abril 2016)

Bruce Lee. Lo esencial de su filosofía práctica (3) (Revista El Budoka 2.0, núm. 31, gener-febrer 2016)

Bruce Lee. Lo esencial de su filosofía práctica (2) (Revista El Budoka 2.0, núm. 30, novembre-desembre 2015)

Bruce Lee. Lo esencial de su filosofía práctica (1) (Revista El Budoka 2.0, núm. 29, setembre-octubre 2015)

Desde este aspecto pedagógico y desde sus
reflexiones filosóficas pretendemos no tan sólo desmi-
tificar la figura (envuelta siempre de anécdotas y farsas)
para  situarla  en  el  plano  humano  y,  aquí  sí,  valorar
cuanto pensó y dijo, avanzándose en el tiempo, en re-
ferencia a las posibilidades que cada persona tiene para
madurar y crecer, desde un punto de vista espiritual. (pag 96? revista el budoka?)

 Recordemos que sufrió una grave lesión
de espalda y que los médicos le habían recomendado
dejar las artes marciales, pero él continuó entrenando,
no dejando nunca que sus condiciones físicas le limita-
ran nunca y consiguió unos resultados espectaculares.
Disponía de una espléndida biblioteca sobre filosofía
(carrera inacabada que estudió en la universidad) y vivió
en Hong Kong y en los Estados Unidos (está enterrado
en Seattle). Era un autodidacta completo que buscaba
siempre la perfección. No aceptaba métodos ni escue-
las, creó su propio arte marcial y encontró en él un ca-
mino (tao) para encontrarse a sí mismo y buscar “la
verdad”, su verdad. (pag 96)

Bruce fue uno de los filósofos más prácticos de todos
los tiempos. Era pura filosofía en acción. Había una gran
profundidad en su filosofía personal, ya sea de manera
consciente o inconsciente. 1 Era la filosofía lo que verdaderamente le apasionaba. Las artes marciales fueron tan
sólo el medio que escogió para expresarla y para cono-
cerse a sí mismo. Le interesaba más la filosofía que las
doctrinas y dogmas, cuestionarlo y ponerlo todo en
duda más que aceptar y someterse a un libro o a un
gurú. (pag 98)

Bruce era un autodidacta nato y siempre sorprendía:
sabía dibujar muy bien (en especial la figura humana en
movimiento), incluso había realizado algún cursillo por
correspondencia para poder realizar él mismo las ilus-
traciones de sus libros. Personas próximas a él, decían
que era muy rápido dibujando bocetos, podía haber
sido un artista plástico famoso. Era un excelente baila-
rín (ganó un famoso concurso de cha-cha-cha). Le gus-
taba  comer  bien,  en  especial  comida  china.  Le
encantaba escribir y era un empedernido lector… Siem-
pre estaba indagando, probando y llevando a la reali-
dad sus sueños e ilusiones. (pag 98)

He pensado que una manera práctica y rápida de vi-
sualización era realizar este trabajo en forma de dic-
cionario  y  lo  he  dividido  en  cuatro  artículos
consecutivos. No tan solo espero que os guste, sino
que os sea útil en vuestro ambular personal. Me ha
gustado mucho hacerlo y aunque es fruto de muchos
años de reflexión sobre lo que Bruce nos aportó, soy
consciente de que el ser humano siempre está por
hacer. (pag 98)

ADAPTARSE
Hay que ser como el agua que se adapta a todo. Tanto puede llenar una taza como una tetera; se adapta. Fluir como ella, incesantemente sin pararse ni detenerse. El
agua se adapta siempre al espacio que llena. Hay que adaptarse a cualquier forma; dejar la mente en blanco, que funcione por sí misma. No hay nada más blando ni que ceda más que el agua, pero, al mismo tiempo, el agua penetra en lo más duro y entra donde no hay lugar para entrar. El agua, la sustancia más suave, es capaz de
alisar cualquier roca. Lo suave puede con lo duro… Lo que no opone resistencia no puede ser vencido. (pag 99)

ANSIEDAD. Nos inquietamos, nos preocupamos más de la cuenta, anticipamos y no gozamos del presente. Puede llegar a ser una forma de egoísmo egocéntrico. Hay que ir con cuidado con ansiar, dar tiempo al tiempo y aprender a esperar. (pag 99)

ANTICIPAR
Anticipar es negativo, es como marcar el camino a seguir, a base de prejuicios. Anticipar es negarse a la propia capacidad imaginativa y dejar de lado la capacidad
de improvisación. No anticipar es aprender a solucionar los problemas a medida que se van presentando, a superar los obstáculos del camino a base de dejarse fluir
con ellos. (pag 99)

Querer algo no es suficiente, debemos hacerlo. No hay suficiente con tener
conocimientos. Las ideas son importantes, pero sobre todo hay que pasar a la acción. No se trata de acumular el conocimiento que vamos teniendo, sino de apli-
carlo. …Si no lo investigas ni lo pruebas por ti mismo, ¿cómo sabes que es correcto y práctico? ¿Cómo podrás explicarlo con tus propias palabras?
Cree solamente la mitad de lo que veas y definitivamente nada de lo que oigas. 20 El psicoterapeuta alemán Fritz Perls decía que una persona no aprende siguiendo
el método tradicional de recibir información y memorizar, puesto que así tan sólo acumulamos conocimiento; uno aprende realmente cuando experimenta y siente
las cosas en su propia piel. Este mismo autor defendía el hecho de que no deberíamos buscar el conocimiento, sino la causa de la ignorancia. 22 Los niños y niñas, en especial los más pequeños, son investigadores natos: se mueven constantemente, prueban, dan la vuelta a las cosas. No parar quieto es parte de nuestra naturaleza humana. Y es que la escuela, como decía el pedagogo Antón Semionovitch Makárenko, debe ser un laboratorio no un auditorio. Aprendemos, como decía John Dewey, cuando hacemos no cuando nos dicen; apren-
demos cuando experimentamos, tal como decía Joan Lluís Vives; aprendemos por vivencia personal, como decía Jean-Jacques Rousseau. (pag 99)

que todo lo experimentemos por nosotros mismos, sin hacer caso de lo que digan los demás, puesto que acostumbran a ser prejuicios que predeterminan, de en-
trada, nuestra valoración,  juicio  y  racionamiento.  Se aprende por la acción, por la experiencia vivida, no por las palabras oídas, las frases leídas o por el consejo de
alguien. ¿De qué sirve un libro de cocina si no podemos realizar las recetas que nos propone? (pag 100)

CREATIVIDAD
Nos distinguimos de los animales por nuestra capacidad creativa. Vivir es expresar y para expresar hay que crear, no tan sólo repetir. Aunque primero se da la fase
de imitación y luego la de creación, no podemos crear sin haber imitado antes. La creación nos conduce directamente a nosotros y al ser así, podemos sacar hacia a fuera lo que albergamos en nuestro interior. (pag 101)

DERROTA
Lo importante no es lo que sucede en nuestra vida, sino cómo  reaccionamos  nosotros  ante  lo  que  sucede. Nuestra actitud mental es la que determina en qué nos convertimos: o en una persona que tropieza o en una persona que avanza. No hay derrota mientras hay esperanza. La derrota no es más que el primer paso hacia algo mejor. La derrota no existe mientras no te la reconoces a ti mismo. Solamente estás derrotado cuando aceptas la derrota. Sentirse desanimado es una forma de estar derrotado. No te lo permitas. Si caes nueve veces, levántate diez. (pag 102)

DESTACAR
Tanto las personas que crean problemas como las que quieren tener éxito tienen necesidad de destacar, o sea, muestran una gran falta de estima. Hay que pasar lo más desapercibidos posible. La necesidad de destacar nos aleja de nosotros mismos. (pag 102)

DINEERO
Riqueza, ostentación
El dinero debe ser un medio, no un fin. Y como tal medio, no puede comprarlo todo. Cuanto más valor concedemos a las cosas, menos nos valoramos a nosotros mismos. A más riqueza exterior, más pobreza interior. La ostentación es la idea de gloria que tienen los bobos. Si este año ganas diez dólares, piensa siempre que el próximo año tal vez ganes sólo cinco; así que debes estar preparado. Dinero y sabiduría son inversamente proporcionales. (pag 102)


Segunda parte

EMPIRISMO
Así como el racionalismo lo explica todo desde la razón,
el empirismo lo experimenta todo para poder llegar al
conocimiento. (pag 72 rev el Budoka)

ÉXITO
El  éxito  no  surge  de  la  suerte.  Consigues  el  éxito cuando haces algo de corazón. Triunfar y tener éxito son fruto del esfuerzo. El éxito, al igual que la felicidad, debe ser un camino, no un destino. Es algo individual, algo  conseguido  con  pruebas  superadas  por  uno mismo. Sólo así el éxito es algo positivo, sino se convierte en una guillotina. (pag 72)

EXPERIENCIA
Cada experiencia es parte de nuestra maduración personal. Vivir nuestra propia experiencia y hacerla parte de nuestra sabiduría. 4 Solamente a través de ella, podemos conocer y hacer del conocimiento, sabiduría. (pag 72)

FAMA
La fama te obliga a perder la privacidad. Si eres famoso y llevas el cabello largo te dirán que eso es lo que se lleva. Si nadie te conoce, dirán “mira ese melenudo” y dudarán de ti. 11 Para Bruce la fama y el estatus no significaban nada. 12 La fama es como la espuma: sube pero baja enseguida, es una guillotina que siempre  te  está  amenazando.  Si  eres  famoso,  todo  el mundo se fijará en ti  y cada cosa que digas o hagas será juzgada por todos. El precio que pagas por ella, por muy atractiva que sea, es muy alto. Tarde o temprano buscarás refugiarte de ella y es triste tener que
esconderse constantemente. (pag 74)

FELICIDAD
Ser feliz empieza en el simple hecho de vivir, no en una
espiral de reflexiones y dudas filosóficas sobre la felici-
dad. 16 La felicidad es un camino, una manera de obrar,
no una meta donde hay que llegar. Si nos la planteamos
así, seremos infelices siempre, puesto que no llegare-
mos nunca a ella. La felicidad hay que encontrarla en
la cotidianeidad. (pag 75)

FILOSOFÍA
La  filosofía  (desde  un  punto  de  vista  etimológico:
amante de la sabiduría) te dirá para qué vive el ser hu-
mano.  Te dará fundamento (siempre debe haber un
fundamento en lo que haces), busca ahondar en el por-
qué y en el sentido de nuestra vida. La filosofía reflexiona sobre los temas esenciales de la vida, sobre el ser
humano y analiza por qué y para qué vivimos. A veces,
por pereza a pensar, se rechaza todo lo que es de tipo
filosófico. La filosofía (con una gran gama de escuelas
y autores) da razones para explicarnos el porqué de la
vida y el sentido de la existencia. Cada cual debe en-
contrar “su filosofía”. Hay filósofos que lo son por for-
mación académica y los hay por su talante personal.
Quien se siente filósofo, lo es por amor a la sabiduría y
al conocimiento. Pero no se trata de acumular conoci-
miento, sino de ser curioso: indagar, preguntarse, cues-
tionar, criticar, dudar, pensar, razonar…  La filosofía ni es
un dogma de fe ni una demostración científica. (pag 75)

La flexibilidad es la vida; la rigidez es la muerte. Adaptarse a las circunstancias por nuevas que sean, a los problemas que surjan, a lo cotidiano. Los niños y niñas lo hacen mejor que los adultos. No hay que ser como el roble, que se opone con firmeza, sino flexible como el bambú. Es decir, en lugar de resistirse a los patrones neutrales del universo, es mucho más productivo aprender a fluir y a mezclarse con ellos. No hay que oponer resistencia de ninguna manera. Hay que abrir la ventana: ¡que corra el aire! No rivalizar con nadie ni con nada. Sé flexible como el bambú. No luchar contra la naturaleza, ser viento (pag 75)

Fluir, no forzar nada, no ponerse en contra. Moverse como el agua, responder como el eco, pasar sin que nadie se de cuenta y mantenerse sereno. Seguir el flujo de la vida. Ser capaz de alcanzar un estado mental en el que sientas que no existe nada que te ate a este mundo o a tu vida.. Cuando el ciempiés se puso a pensar cómo se lo hacía para caminar con todos los pies y no enredarse, tropezó y se cayó. Como decía Buda: “No busques, todo viene cuando menos te lo esperas”. (pag 76)

La educación social está demasiado basada en el triunfo. ¿Qué es ganar? ¿Qué es perder? ¿Cómo me afecta a mi? El verdadero ganador es el que asume su  derrota  como  algo  positivo.  La  próxima  derrota sabrá encajarla mejor y la próxima victoria sabrá valorarla aún más. (pag 76)

Escuchar es aprender  a  respetar  la  argumentación  de  los  demás,  sin avanzar de inmediato nuestra respuesta. Incluso si hablas más lento tienes más tiempo para reflexionar lo que vas diciendo. Escuchar, de manera consciente, dándose cuenta de que las demás personas tienen también sus razones. (pag 76)

Ser humilde frente a los superiores es un deber, frente a los iguales es cortesía y frente a los inferiores es nobleza. (pag 76)

IMITACIÓN
Tenemos más fe en lo que imitamos que en nuestra propia capacidad de creación. (pag 77)

INTEGRIDAD
No hacer nada que vaya en contra de nuestros principios. Ser capaces de permanecer fieles a nuestra manera propia de ver la vida. Una persona se hace admirar por su integridad, por no haberse corrompido en el camino, por haber sido valiente y fuerte a pesar de las dudas y tentaciones. (pag 77)

Los alumnos no deben ser miniaturas de un maestro, al igual que un niño no es un adulto en miniatura. Debe encontrar lo que a él le va bien; tomando de aquí y de allá y construyéndose su propia visión de la vida y del mundo. La respuesta  está  en  nuestro  interior,  no  fuera  de  él.  La finalidad de la educación no es el aprendizaje, sino la vida. Bruce decía: “No puedo enseñaros, sólo ayudaros a conoceros. Nada más”. Toda enseñanza debe acabar siendo  descubrimiento.  Un  buen  profesor  funciona como un señalador de verdad, nunca como un dador de verdad. (pag 78)

Todo conocimiento es, en realidad, autoconocimiento. Hay que buscar en nuestro interior, no fuera de él. Quien encuentra lo que busca, se vuelve una persona más calmada, fuerte i serena, se siente en paz y alegría. Aprender es un proceso constante de descubrimiento y nunca un proceso concluyente. Requiere un proceso de desprendimiento de las ideas preconcebidas y de las propias creencias. (pag 79)


Tercera parte

Bruce estableció una lista de objetivos esenciales para
el ser humano:

–  Determinar tanto lo que quieres como lo que no
quieres.
–  Vivir satisfecho con lo que se tiene.
–  Ser digno.
–  Ser próspero pero no rico.
–  Estudiar mucho.
–  Pensar tranquilamente.
–  Hablar con amabilidad.
–  Actuar con valor y franqueza.
–  Soportar todo con alegría.
–  Esperar la ocasión, no apresurarse nunca.
–  Descartar la recompensa y la alabanza.
–  Llegar a ser un auténtico ser humano.
–  Comprometerse con tu trabajo; con lo que aportas al mundo.
–  Hacerlo todo con honestidad y dedicación. (pag 88)

PACIENCIA
La paciencia no es resignación, sino una fuerza interior para continuar en un camino de paz. 6 Habitualmente tenemos  poca  paciencia,  ese  hacer  cotidiano  que  te vuelve una persona calmada y tranquila, que se toma las cosas serenamente, parecida a la ataraxia. (pag 89)

PASIÓN
Hacer las cosas con amor, con pasión y con serenidad.
Poniendo el alma en ello. Dar lo mejor de nosotros en
cada acto. Cuidar con esmero nuestra obra: la propia
vida. Ser fuego (Be Fire). (pag 90)

PROBLEMAS(Conflictos, fracasos, errores)
Los problemas, los fracasos, los momentos de decep-
ción: es de aquí de donde debemos sacar las grandes
lecciones. Desde un punto de vista etimológico, pro-
blema (pro-ballo) significa aquello que me catapulta
hacia adelante, que me hace avanzar. No es en la vida
apacible de donde sacamos la fuerza para luchar ni ma-
durar, es en la dificultad donde debemos hallar la solu-
ción que viene implícita en el propio problema. Todo
está ahí y nuestro reto es ser capaces de ir a la raíz de
la situación, para ahondar en nuestra propia realidad.
Cuando entiendes la raíz, entiendes todo lo que florece
de ella. 15 El remedio a todo problema se halla en el propio problema. Es más, el problema es la solución al pro-
blema y esa solución,  ese  remedio  siempre está  en
nuestro interior.  (pag 92)

Dar un puñetazo es algo fácil, no hay que ser muy valiente para ello, sobrellevar
la pérdida de alguien querido, por ejemplo, eso sí que necesita fuerza interior y autoconfianza. No te enfrentes ni te opongas a ninguno de tus problemas de una
manera directa; fluctúa con ellos para superarlos, adáptate y evoluciona.  (pag 92)

Tendemos a superar nuestros problemas a medias, a veces ni tan solo los superamos, intentamos deshacernos de ellos lo más rápidamente posible. Y los vamos arrastrando de por vida, al igual que nuestros prejuicios. Así es muy difícil madurar, caminamos pero no avanzamos. Los conflictos no se resuelven nunca con resistencia, sino con adaptación y afrontándolos fluyendo  con  ellos.  La  inteligencia  es  la  capacidad  de adaptarse a las circunstancias y superar los problemas.
No añadas preocupación a tus problemas. El nerviosismo y la irritabilidad crean problemas adicionales a los propios problemas. (pag 92)

SABIDURÍA
Las personas sabias no necesitan probar ni demostrar
sus argumentos, si lo necesitan es que no son sabias. 28
La sabiduría es elección, 29 ser conscientes de nuestra ig-
norancia. 30 Si conociéramos la causa de nuestra igno-
rancia, seríamos sabios. 31 Preguntar es más importante
que responder. Una persona sabia aprende más de una
pregunta tonta de lo que un tonto puede aprender de
una respuesta sabia. El sabio siempre saca aspectos po-
sitivos de un contratiempo. (pag 92)

 Hay que hacer pedagogía del
tiempo. 43 Piensa en el pasado en términos del recuerdo
de los hechos y de los logros que fueron agradables.
Piensa en el presente en términos de desafíos y de
oportunidades y de la recompensa que puedes alcanzar
si aplicas tu talento y tus energías. Piensa en el futuro
en términos de alcanzar todas tus ambiciones dignas
que posees. 44 Del pasado nos quedan los recuerdos. El
presente es desafío y oportunidad. El futuro es la posi-
bilidad de hacerlo. 45 Hay que ser tan anciano como lo
son tus arterias, pero tan joven como lo sean tus ideas. (pag 94)

TRABAJO
Hacer  nuestro  trabajo  con  sinceridad  e  ilusión,  po-
niendo lo mejor de nosotros. No estamos obligados a
más. 47 Llegamos  a  donde  podemos  llegar,  mientras
haya conciencia de ello y conciencia de hacerlo lo mejor
posible, no hay porque preocuparse. (pag 94)

VACIARSE
Para aprender hay que vaciarse, vaciar nuestra mente de nuestros pensamientos y, en especial, de nuestros prejuicios. Dejar de lado nuestras ideas y conclusiones preconcebidas. Hay que vaciar la taza: la utilidad de una taza radica en su vacío. 49 La única victoria es el aprendizaje. Aprender es vaciar. Debemos viajar ligeros  de peso.  Limar,  descartar,  simplificar,  separar  lo esencial de lo importante, como el escultor que, de una piedra, va moldeando la figura, siempre sacando, nunca añadiendo. Nos debemos ir puliendo, como los lápices a los que sacamos punta. Ver lo que funciona para nosotros: que lo que hagas sea una simplificación para refinar  lo  que  tienes. Más  que  una  mente  llena  de conceptos, nos interesa una mente bien estructurada y ordenada. Que la mente pueda fluir libremente. (pag 94)

VERDAD
“La verdad llega cuando la mente se sosiega y es capaz de escucharlo todo. Tu verdad es diferente de la mía.La verdad de hoy niega la de ayer. Solamente practicando la verdad la puedes encontrar para luego comprenderla. La verdad es un camino sin camino. No se encuentra en ningún libro ni en la opinión de ninguna persona. Un buen maestro indica el camino hacia la verdad, pero no lo ofrece: verdad sin dogma. Es un concepto personal, no hay verdades absolutas, tan sólo compartidas. Nuestra verdad es nuestra propia forma de captar la realidad.” (pag 94)

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.