La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Munari, Bruno. Cómo nacen los objetos

Munari, B. (1983) Cómo nacen los objetos: Apuntes para una metodología proyectual. Barcelona: Editorial Gustavo Gili

En  el  campo  del  diseño  tampoco  es  correcto  proyectar  sin  método,  pensar  de  forma  artística buscando en seguida una idea sin hacer previamente un estudio para documentarse sobre lo ya realizado en el campo de lo que hay que proyectar; sin saber con que materiales construir la cosa, sin precisar bien su exacta función.
 
Hay personas que frente al hecho de tener que observar reglas para hacer un proyecto, se sienten bloqueadas  en  su  creatividad.  ¿En  qué  queda  entonces  la  personalidad?,  se  preguntan.  ¿Nos estamos volviendo todos locos? ¿Todos robots? ¿Todos nivelados, todos iguales?
 
Y  empiezan  desde  cero  a  reconstruir  la  experiencia  necesaria  para  proyectar  bien,  Les  costará bastante llegar a entender que algunas cosas hay que hacerlas primero y otras después.
Malgastarán mucho tiempo en corregir los errores que no habrían cometido de haber seguido un método proyectual ya experimentado (Munari:1983;12)

Creatividad no quiere decir improvisación sin método: de, esta forma sólo se genera confusión y los jóvenes  se  hacen  ilusiones  de  ser  artistas  libres  e  independientes.  La  serie  de  operaciones  del método proyectual obedece a valores, objetivos que se convierten en instrumentos operativos en, manos  de  proyectistas  creativos.  ¿Cómo  se  reconocen  los  valores  objetivos?  Son  valores reconocidos por todos como tales. (Munari:1983;12)

El método-proyectual para el diseñador no es algo absoluto y definitivo; es algo modificable si se encuentran otros valores objetivos que mejoren el proceso. Y este hecho depende de la creatividad del proyectista que, al aplicar el método, puede descubrir algo para mejorarlo. En consecuencia, las  reglas  del  método  no  bloquean  la  personalidad  del  proyectista  sino,  que,  al  contrario,  le estimulan  a  descubrir  algo  que,  eventualmente,  puede  resultar  útil  también  a  los  demás.
Desdichadamente una forma de proyectar muy común en nuestras escuelas es la de incitar a los alumnos  a  encontrar  nuevas  ideas,  como  si  cada  vez  hubiera  que  inventarlo  todo  desde  el principio.

Obrando de este modo no se les facilita a los jóvenes una disciplina profesional, sino que se les desorienta, con lo que cuando salgan de la escuela se verán ante grandes dificultades en el trabajo que hayan elegido.
Por eso conviene ahora establecer ya una distinción entre el proyectista profesional, que tiene un método proyectual, gracias al cual desarrolla su trabajo con precisión y seguridad, sin pérdidas de tiempo; y el proyectista romántico, que tiene una idea “genial” y que intenta obligar a la técnica a realizar algo extraordinariamente dificultoso, costoso y poco práctico, aunque bello..
‘Dejemos pues de lado a este segundo tipo de proyectistas que, por otra parte, no acepta consejos ni ayudas de nadie!, y ocupémonos del método profesional de proyectación del diseñador. (Munari:1983;13)

En que sectores se encuentran los problemas de diseño  

Muchos  de  estos  sectores  de  producción  industrial  están  explotadísimos,  algunos  están  poco explotados,  en  otros  nunca  ha  intervenido  la  mano  del  diseñador. (Munari:1983;13)

 Señalización .
 
Señalizaciones públicas.
Señalizaciones interiores de
establecimientos u otros edificios.
Símbolos gráficos para comunicar
informaciones especiales. .
Señalización deportiva.
 
Cine y televisión
 
Titulación de programas televisivos. –
Titulación de Films.
Efectos especiales.
Textos, gráficos, diagramas en  
movimiento para Films técnicos.
Animación de imágenes.
Utilización de la luz polarizada.
Utilización del sintetizador.
Formas y colores endógenos:
Montajes especiales.
 
Artes gráficas
 
Impresión serigráfica, experimentación
de nueva  posibilidades.
Impresiones sobre materiales diversos.
Impresiones con colores trasparentes.
Investigación de todos los tipos de
impresión conocidos, como el
monotipo, la xilografía, el
aguafuerte, la litografía, el batik..
Xerografías originales.
Series de impresiones variadas.(Munari:1983;14)

Grandes almacenes
 
Instalaciones  para  disponer  la  mercancía.  Señalización  óptica  y  sonora.  Mostradores desmontables.  Iluminación  Exposición  de  la  mercancía  en  escaparate.  Exposiciones  interiores.
Soportes  para  las  diferentes  mercancías  Gráfica  e  imagen  coordinada,  embalajes,  etc.
Organización del espacio de venta. Articulas de viaje Maletas, bolsas, baúles ligerísimos. Maletas con rudecitas, carritos. Bolsas y maletas que vacías ocupen’ poco sitio, El fardo (Munari:1983;16)

Gráfica en arquitectura
Los  rótulos  de  las  tiendas.  Rótulos  de  grandes  almacenes  sobre  superficies  amplias.  Carteles publicitarios  luminosos.  El  nombre  de  un  hotel  en  la  fachada.  ‘Rótulos  salientes,  en  voladizo.
Rótulos de varias dimensiones. Con movimiento; Marcas, de fabrica o símbolos muy grandes para ser  instalados  sobre  el  edificio  Señales  a  distancia.  .  Embalajes,  Embalajes  para  instrumentos ‘musicales.  Embalajes  para  líquidos.  Para  objetos  muy  frágiles  y  voluminosos;  Para  objetos  de peso desigual. Para series de pequeños objetos. Al vacío. . – Para ser expuestos en los –grandes supermercados. S S Con poliestireno, con cartón, con… (Munari:1983;16)

Iluminación

Un espectáculo de luz para un concierto. (Munari:1983;17)

Actividad editorial
 
No sólo la proyectación gráfica de la portada de un libro o de una serie : de libros, sino también la proyectación del mismo libro como objeto y, por tanto, el formato, el tipo de papel, el color de la tinta  en  relación  con  el  color  del  papel,  la encuadernación,  la  elección  del  carácter  tipográfico según  el  argumento  del  libro,  la  definición  de  la  extensión  del  texto  respecto  a  la  pagina,  la colocación de la numeración de las páginas, los – márgenes, el carácter visual de las ilustraciones o fotografías que acompañan al texto, etcétera.(Munari:1983;17)

El  principio  de  descomponer  un  problema  en  sus  elementos  para  poder  analizarlo  procede  del método cartesiano  
Como los problemas, sobre todo hoy en día, se han  convertido en muy complejos y a veces en complicados, es necesario que  el proyectista tenga toda una serie de informaciones sobre cada problema particular para poder proyectar con mayor seguridad. .
 
Tal  vez  sea  oportuna  una  definición  de  complejidad  para  poder  distinguir  lo  complejo  de  lo complicado. Para Abrahán A. Moles “un producto es complicado cuando los elementos que lo componen pertenecen a  numerosas  clases  diferentes;  mientras  que  es  complejo  si  contiene  un  gran  número  de elementos reagrupables no obstante en  las pocas clases”. (Munari:1983;23)

Descomponer el problema en sus elementos quiere decir descubrir numerosos subproblemas “Un problema  particular  de  diseño  en  conjunto  de  muchos  subproblemas.  Cada  uno  de  ellos  puede resolverse obteniendo un camino de soluciones aceptables”, asevera Archer.
 
Cada subproblema tiene una solución óptima que no obstante puede estar en contradicción con las demás. La parte mas ardua del trabajo del diseñador será la de conciliar las diferentes soluciones con el proyecto global. La solución del problema general consiste en la coordinación creativa de las soluciones de los subproblernas. (Munari:1983;23)

 En primer lugar el diseñador tendrá que recoger  todos  los  catálogos  de  las fábricas  que  producen  lámparas  parecidas  a  la  que  hay  que proyectar. Es evidente que, antes de pensar  en cualquier posible solución mejor documentarse no vaya  a  ser  que  alguien  se  nos  haya  adelantado:  Carece  completamente  de  sentido  ponerse  a pensar en un tipo de solución sin saber si la lámpara en la que estamos trabajando  ya existe en el
mercado. Por supuesto se encontrarán muchos ejemplos que habrá que descartar, pero al final, eliminando los  duplicados  y los  tipos  que  nunca  podrán  ser  competitivos,  tendremos  una  buena recopilación de datos. (Munari:1983;23)

Ahora ya tenemos bastante material para empezar a proyectar. Esta claro que todo este material recopilado no seria thado en consideración de querer aplicar en seguida la idea que lo resuelve
todo.  Por  consiguiente  el  proceso  proyectual  cambia:  la  búsqueda  de  una  idea  de  este  tipo  es desechada en favor de otra forma de proceder  más creativa.
La creatividad reemplazará a la Idea intuitiva; vinculada todavía a la forma artistico-romántica de resolver  un  problema.  Así  pues,  la  creatividad  ocupa  el  lugar  de  la  idea  y  procede  según  su método.  Mientras  la  idea,  vinculada  a  la  fantasía,  puede  proponer  soluciones  irrealizables  por razones técnicas, matéricas o económicas. la creatividad se mantiene en los límites del problema, límites derivados del análisis de los datos y de los subproblemas. (Munari;1983:25)

El análisis de los datos, representado en el esquema por AD, exige la sustitución de la operación que al principio habla sido definida como “idea’: par otro tipo de operación que es definida como
“creatividad”.  Mientras  la  idea  es  algo  que  debería  brindar  la  solución  por  arte  de  magia,  la creatividad, antes de decidirse por una solución, considera todas las operaciones necesarias que se desprenden del análisis de datos. (Munari:1983;26)

Es  ahora  cuando  el  proyectista  realizará  una experimentación  de  los  materiales  y  las  técnicas disponibles .para realizar su proyecto a menudo’ materiales y técnicas son utilizados de una única forma o  de muy pocas formas según la tradición. Muchos industriales dicen: siempre lo hemos hecho así, ¿por qué habría que cambiar?’ En cambio la experimentación permite descubrir nuevos usos de un material o de un instrumento. (Munari:1983;27)

Simplificar hace referencia al intento de resolver el problema eliminando todo lo que no sirve para la realización de las funciones. Simplificar también se refiere a reducir los costes, reducir el tiempo de trabajo, del montaje, del acabado. Explica que hay que resolver dos problemas a la vez en una única solución. Simplificar es un trabajo difícil y exige mucha creatividad. Complicar es mucho más fácil, basta añadir todo lo que se nos ocurra sin preocuparnos de si los costes van a superar los límites  de  venta,  de  si  se  emplea  más  tiempo  en  realizar  el  objeto,  y  cosas  por  el  estilo.  Sin embargo hay que decir que el público en general, es más propenso a valorar el “mucho trabajo” manual que requiere realizar una cosa complicada, que reconocer el “mucho trabajo” mental que requiere  la  simplificación,  ya  que  además  no  se  ve.  De  hecho,  la  gente,  frente  a  soluciones enormemente sencillas, que a lo mejor son el resultado de muchas horas de investigaciones y de pruebas, dice: Y qué, ¿eso es todo? ¡pero eso también lo se hacer yo!. (Munari:1983;36)

 un  verdadero  diseñador  como  se  dice  ahora.  Alguien  que  inventa  una nueva técnica para resolver sus problemas con simplicidad, pero sin olvidar la estética que puede originar dicha técnica.(Munari:1983;36)

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.