La Experiencia de Mery Buda

Tatuajes, cómic y Música por María Bustamante Tejeda

Dalmau, Jorge y Górriz, Lídia. La problemática interdisciplinar en las artes

Dalmau, J. (2013). La problemática interdisciplinar en las artes. ¿Son disciplinas los distintos modos de hacer?. Barcelona: Facultad de Bellas Artes, Universidad de Barcelona (ensayo)

transdisciplinariedad:  forma
práctica de investigación liberada de los límites disciplinarios para definir y analizar
sus  problemas  de  forma  independiente  (Mittelstrass  1988) (pag 49)

Multidisciplina, pluridisciplina, interdisciplina, transdisciplina, no dejan de ser modos
de “implosión” disciplinar surgidos desde la teoría del conocimiento para transitar y
expandirse  en  espacios  de  diálogo,  esfuerzos  indagadores  e  integradores,  entre
compartimentos del saber contemporáneo, para enfrentarse a las problemáticas de
nuestra sociedad. (pag 49)

Desde  los  años  60  se  han  sucedido  experiencias  diversas,  en  contextos  donde  se
desarrollaron  nuevos  comportamientos  artísticos  mediante  el  cuestionamiento,
superación o reflexión sobre el objeto artístico y el espacio: espacios lúdicos y de
acciones, ambientes, happenings, arte póvera, procesual, ecológico, land art, etc. en una  serie  de  acontecimientos  causales,  no  rectilíneos;    desmaterializaciones
objetuales a través del arte de comportamiento, body art y arte conceptual.  (pag 49)

Michel de Certeau en la Invención de lo cotidiano: las artes de hacer, muestra que el
consumidor lejos de la pura pasividad, ya se dedica a un conjunto de operaciones
asimilables  a  una  verdadera  “producción  silenciosa  y  clandestina” (pag 52)

 

La interdisciplinariedad es una nueva reestructuración del conocimiento y tiene en
cuenta las distintas disciplinas llevadas hacia la solución de las diferentes cuestiones
que se nos plantean. Y como ya hemos señalado responde a la idea de conflicto, de
todo  aquello  que  es  complejo.  Según  Edgar  Morin  cada  vez  hay  una  línea  de
separación más profunda entre nuestros conocimientos adquiridos y segmentados y
la realidad, cada vez más transversal, multidimensional y global. De aquí llegamos a
comprender que lo complejo se puede llegar a solucionar con lo interdisciplinar y
ésta puede acabar en la transdisciplina. (pag 52)

En el proceso de comunicación de las ideas, el análisis y posterior construcción de la
palabra o la imagen, se traduce sobre todo en material perceptivo-experimental y en
establecimiento a posteriori de códigos representativos e inteligibles (aunque sea de
forma abstracta).
Podríamos  cifrar  un  “código”  a  través  del  intento  de  aprehensión  incompleto  de
señalar las fuentes, los referentes y modelos asociativos subjetivos.

Si llevamos un determinado orden en el discurso, nos damos perfectamente cuenta
que  el  propio  texto  construye  a  su  vez,  un  texto  subyacente  obligado  por  los
aspectos más racionales. Nos referimos en este caso a los contextos referenciales
externos:

–  las  fuentes  que  puedan  provenir  de  aspectos  mediáticos  que  se
interrelacionan  y  se  reproducen  en  sí  mismos  (cine,  publicidad,  tv,  red,
etc.).
–  los sociales de dominio público, pero de difícil selección “real”.
–  los  contextos  meta-artísticos  (variados,  reproducibles,  mecanizados,
automanipulados).
–  los  contextos  bibliográfico-literarios  con  códigos  más  definidos,  pero  de
amplia interpretación, contextos documentales, archivos y bases de datos.
–  otros  contextos  referenciales  subjetivos,  del  imaginario  personal  y
colectivo,  del  mundo  onírico  y  del  inconsciente  racionalizado,  de  los
acontecimientos  vivenciales,  tanto  de  la  realidad  como  de  la  ficción,
donde  intervienen  emociones,  sensibilidades,  posibles  experiencias  y
otros relacionados directamente con el azar, etc.(pag 53)

La  interdisciplinariedad,  como  intercambio  de  métodos  de  una  a  otra  disciplina,
tiene  en  el  mundo  del  arte  situaciones  diversas,  por  lo  tanto  la  idea  de
interdisciplinariedad  es  mestiza  entre  lo  artístico,  sus  lenguajes  y  prácticas  y  su
relación con el espectador depende también de los medios técnicos que los hacen
posibles.(pag 53)

Ya en los años 90 el lugar de exhibición era un escenario múltiple entendido como
una  gran  representación.  Ello  nos  puede  llevar  a  pensar  en  épocas,  donde  la
interdisciplinariedad  se  manifiesta  como  solución  y  otros  momentos  donde  la
especificidad  exclusiva  de  la  disciplina  implica  que  la  interdisciplinariedad  sea
considerada como una ruptura. La interdisciplinariedad puede ser considerada como
una propiedad que surge fragmentando los límites establecidos y por ello busca su
propia  razón  de  ser  en  otras  disciplinas  o  campos  afines,  produciendo  una
posibilidad  de  asociación  imposible  en  una  disciplina  aislada  y  que  por  lo  tanto
conduce a una organización global más clarificadora y eficaz.(pag 54)

Así  como  la  multidisciplinariedad  busca  apoyos,  la  interdisciplinariedad  produce
interconexiones reales, que llevarían a lo denominado como transdisciplinariedad,
pudiendo ofrecer un nuevo sistema combinatorio de ambas posiciones. (pag 54)

La problemática interdisciplinar en las artes, (como en otros ámbitos) no deja de ser
una  cuestión  dependiente  del  grado  de  alteridad  en  sus  articulaciones.  Su
“problemática” puede sustituirse por una “integración” eficaz, flexible y diversa de
los  sujetos  y  saberes  a  los  que  afecta;  a  través  de  procesos  experienciales  de
aprendizaje mutuos y contextuales, en un contacto constante y fluido de interacción
con la “realidad” (meta-artística, extra-artística, social, tecnológica, epistemológica,
etc.).(pag 56)

Las prácticas del arte interactúan como modelos operativos abiertos, transversales,
desde  múltiples  perspectivas,  en  la  generación  de  ideas,  formas  e  imágenes  que
operan de un modo u otro en los diferentes contextos (físicos, sociales, cotidianos..)
y a través de sinapsis sociales, imaginarios universales, de mecanismos complejos.
Conocer como éstas operan, puede contribuir a exploraciones e investigaciones que
permitan  comprender  también,  como  operan  las  intersecciones  o  coyunturas  del
pensamiento “provisional” en los procesos y creación de parámetros diversos, en la
formulación  de  otros  modos  o  modelos  heterogéneos.  Siendo  lo  transdisciplinar,
post-disciplinar,  o  modos  de  hacer,  en  contraste  con  lo  disciplinar,  saltos
metodológicos  o  ejercicios  de  anti-método,  que  en  su  evolución  permitieran
autogenerarse,  eliminando  las  diferentes  barreras  del  hacer,  impulsando  el
desarrollo de integración de conocimientos. (pag 56)

El  contexto  institucional  acota  para  su  dominio  y  organización  estructural,
designando  conceptos  como  “disciplina”,  vinculados  con  los  medios,  o
“interdisciplina”, que como en toda síntesis, encuentran limitaciones en su contacto
con la heterogeneidad de la realidad actual. No por ello dejan de estar aposentadas
como bases precedentes implícitas (pintura, escultura, dibujo,….) en algunos de los
diálogos  que  articulan,  o  como  punto  de  partida  para  sus  expansiones  y  nuevas
reestructuraciones,  que  evolucionan  acogiendo  otras  variables.(pag 56)

Las innumerables tácticas y saberes de la cotidianeidad desde perspectivas múltiples
en diversos ámbitos son nombrados como ‘modos de hacer’ (modos de articulación
prácticos  o  críticos)  no  siendo  disciplinas  en  sí  mismas.  Los  posicionamientos  del
sujeto-artista  se  diluyen  y  comparten  con  la  ciudadanía  del  contexto  social,
actividades  como  catalizadores  o  re-elaboradores,  entre  otros.  Quizás  podría
acercarse más a un modo donde solapar los problemas independientemente de las
concepciones  disciplinares/interdisciplinares,  más  cercanos  a  conceptos  o
problemas como objetivos que se van detectando en la sociedad contemporánea. (pag 56)

Así  existe  una  palabra  raíz  mayormente  asumida  en  el  contexto  institucional
(disciplina)  y  otra  basada  en  tácticas  en  un  contexto  amplio  y  heterogéneo  de
articulaciones (modos de hacer) siendo las dos formas, conceptos que comportan distintas estrategias y perspectivas en la actividad y acotación del conocimiento: la
interiorización  (reducción)  y  la  expansión.  De  los  intereses,  expectativas,
intencionalidades y objetivos de los sujetos actores, dependerá el punto de partida
estratégico  a  implementar,  entendiendo  sus  posicionamientos    en  un  complejo  y
delicado  equilibrio  que  permita  avanzar  en  mayor  o  menor  medida,  según
resistencias y aceptaciones. (pag 57)

 

Comments are closed.

Powered by WordPress. Theme by Sash Lewis.